Aumentan las tensiones entre China y EE.UU. Con más de un billón de dólares de deuda pública estadounidense en manos chinas.

China es el segundo titular más grande de la deuda pública estadounidense

Pekín dispone de los
bonos gubernamentales de Estados Unidos que ascienden a 1,08 billones de dólares. A pesar de que
este valor es en 240 mil millones más bajo que hace seis años, constituye un arma poderosa en manos
chinas.
A medida que vuelven a aumentar las tensiones entre Estados Unidos y China, se intensifican
también las especulaciones de si el país más poblado del mundo puede poner a Estados Unidos
contra la pared, al amenazar con la venta de sus bonos gubernamentales. Las conjeturas en este
sentido se ven animadas por el hecho de que China efectivamente va reduciendo el valor de la deuda
pública estadounidense de la que dispone. Mientras que en 2014 los haberes a cobrar ascendían a
1,32 billones de dólares, hoy en día tienen el valor de sólo 1,08 billones.
Los analistas del Deutsche Bank señalan, no obstante, que la reducción no se puede interpretar como
un signo de que China haya decidido a deshacerse de los bonos estadounidenses en gran cantidad. Ni
en este momento, cuando se intensifica cada vez más el tiroteo verbal entre las dos potencias.
„Entendemos el asunto como un ejercicio retórico bilateral motivado más bien por las respectivas
políticas internas que por las verdaderas intenciones de cambiar el flujo global de capitales,“
observan los especialistas del Deutsche Bank.
Según Deutsche Bank, se trata de una señal que más bien explica la situación a largo plazo en la que
se encuentra la economía china. Mientras que antes Pekín transformaba parte de su superávit
comercial a través la compra, entre otros, de los bonos del Gobierno estadounidense, con el balance
comercial cada vez menos favorable ya no dispone de recursos tan elevados para operaciones de
este tipo. Es probable que la venta por parte de China de bonos estadounidenses de deuda pública
continúe, sin embargo no tanto con el propósito de dañar a Estados Unidos, sino con el fin de
conseguir más liquidez para sanear un eventual déficit comercial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here