Los estímulos fiscales de la economía saldrán caros

La pandemia de coronavirus al parecer está todavía lejos de retroceder y los gobiernos de los países desarrollados ya se han puesto a diseñar medidas masivas para apoyar sus respectivas economías.

Los mercados en los que cotizan los bonos de gobierno ya han emitido un mensaje muy claro a los políticos: si desean pedir créditos para financiar sus gastos, les saldrá más caro. La tasa de interés en caso de bonos estadounidenses a diez años ha superado el 1,0 por ciento, después de incrementarse en 75 puntos básicos (0,75 puntos porcentuales).

Mientras tanto, en caso de pedir préstamos, el gobierno italiano tendría que pagar hasta tres veces más en intereses que su par de Estados Unidos. Los bonos del gobierno italiano se venden al 3 por ciento, es decir en 60 puntos básicos más que hace una semana. Han crecido también los intereses de los bonos franceses o españoles. 

Los mercados han reaccionado ante los ambiciosos planes de la administración estadounidense y los demás gobiernos, especialmente los europeos. El Secretario del Tesoro de los Estados Unidos Steven Mnuchin aseguró que el gobierno federal está dispuesto a incentivar la economía inyectándole recursos hasta por un billón de dólares. La Comisión Europea por su parte tiene pensado destinar al mismo propósito 37 mil millones de euros. Aproximadamente sobre el mismo monto se habla en caso de Alemania a la que se sumarán con la mayor probabilidad también otros países, ya que los daños económicos causados por la pandemia de coronavirus pueden alcanzar niveles astronómicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here