La reducción de emisiones de carbono fue la más importante en las últimas tres décadas

El volumen de la energía eléctrica generada en las plantas a carbón se redujo en un tres por ciento el año pasado

Como resultado las emisiones de gases de efecto invernadero en este sector bajaron en un dos por ciento.

Se trata de la reducción más notable desde 1990 de emisiones de dióxido de carbono generadas en la producción de electricidad. Así se desprende del estudio más reciente elaborado por Ember, un instituto independiente de investigación climática. Los autores del informe advierten sin embargo ante el peligro de quedarse dormidos sobre los laureles y afirman que el ritmo del abandono de fuentes fósiles de energía aún no es suficiente para conseguir la meta establecida por la conferencia climática de París, es decir el aumento máximo de la temperatura promedio global en 1,5 grados antes de finalizar este siglo. La reducción del uso de carbón, según Ember, debería continuar en la próxima década a un ritmo de, por lo menos, once por ciento anual.

Europa y Estados Unidos fueron los que aportaron más a la disminución récord de las emisiones de gases de efecto invernadero. En Europa la producción de electricidad en base al uso de carbón bajó en un 24 y en Estados Unidos en un 16 por ciento gracias especialmente al aprovechamiento de fuentes renovables de energía. En Japón y Corea del Sur la reducción de las emisiones de dióxido de carbono se debió al crecimiento del volumen de energía eléctrica generada en plantas nucleares. Por el contrario, en China la producción de electricidad en las plantas a carbón se incrementó en un do spor ciento. La mitad de toda la energía eléctrica generada en el mundo en base a carbón corresponde a plantas térmicas chinas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here